Juegos Olímpicos y lapiceras

10/04

En 1964, los diseñadores de Pilot Corporation crearon una serie de productos nuevos para celebrar los Juegos Olímpicos de Tokyo: su máximo desarrollo fue la Pilot Capless. Conocida como Vanishing Point en Estados Unidos, donde llegó en 1974, es la primera pluma fuente retráctil, y sin capuchón, del mundo. Un simple clic en el botón esconde completamente la punta dentro del cuerpo, igual que si se tratara de un roller, y una pequeña pieza “sella” la abertura para evitar que se seque la tinta con el aire. Con su diseño simple, perfecto para todos los días, siempre lista para escribir en un segundo (o en un click), se convirtió en un clásico de las plumas de la era moderna. A cartucho o a convertidor, fue y sigue siendo reeditada en diversas terminaciones y colores, en ocasiones en ediciones limitadas (y precios elevados), para despertar el hambre del coleccionista. Tres series numeradas recientes son la Sesenta (400 ejemplares), en tres terminaciones estilo laqueado; la Blue Ice, en azulverdoso (2.000 piezas) y la Orange, de un naranja reluciente o “mandarín” (2.007 piezas). Las líneas “Décimo” y “Fermo”, además, con diversas modificaciones, continuaron las variaciones sobre el modelo original.

Actualmente, muestra formas ligeramente más redondeadas que las de los años ´60 y un peso algo mayor; los detalles y el clip son en metal cromado brillante. El plumín, de oro 18 k, por supuesto es pequeño, y está disponible en versiones F y M.

FICHA TÉCNICA

• Carga a cartucho o convertidor.

• Detalles en metal cromado brillante.

• Plumín totalmente retráctil, a pulsador, en oro 18 k y grosores F y M.