Se tragó un bolígrafo hace 25 años y todavía escribe