Un hito en la historia de la escritura

13/09

A finales de 1929 Josef Lamy deja a Parker para lanzar su propio negocio, y en 1930 funda la “Orthos Füllhalterfabrik C.J. Lamy” con sede en la misma ciudad de Heidelberg.

En 1966 lanza al mercado su primer producto asociado a su diseñador. La pluma fue diseñada por Gerd Alfred Müller y aunque Herr Müller falleció en 1991 su creación sigue siendo la insignia de Lamy. Claro ejemplo de ello es que en su catalogo lleva el codigo Model 001.

La 2000 responde a la filosofía de diseño de la Bauhaus según la cual la forma sigue a la función (Die Form folgt aus der Funktion). Se trata del primer instrumento de escritura moderno que no quiso ser símbolo de status social, sino un istrumento auténtico y de calidad para la escritura a mano.

Exteriormente la pluma es sobria. El cuerpo negro está fabricado en Makrolon (fibra de vidrio) cepillado y tiene dos adornos plateados de acero: El clip y la sección que contiene el plumín. El Makrolon es un material muy agradable al tacto lo cual hace muy placentero el simple hecho de tenerla entre las manos,

Para controlar el nivel de tinta cuenta con unas pequeñas ventanas.

El clip es una pieza maciza de acero y en su lateral se encuentra grabado el nombre del fabricante. En la parte inferior aparece grabada la indicación “GERMANY 2” o “W. GERMANY” si la pluma es de antes de la caída del Muro.

El mecanismo de carga es de pistón. Admite una muy respetable cantidad de tinta y a su favor hay que decir que está muy bien disimulado y es casi imposible distinguirlo a simple vista.

Su plumín es de oro de 14 quilates bañado en platino.

El Lamy 2000 sigue siendo objeto de culto para innumerables amantes del diseño, lo que prueba la fuerza de esta idea. Disfrutan del Lamy 2000 ya sea como lapiceras, lapices portaminas o bolígrafos

mas imágenes en: Lamy.com